martes, 7 de abril de 2015

Ironman de Sudáfrica, pasaporte a un sueño

Hace un siglo que no actualizo este blog, pero las sensaciones que tengo en el cuerpo tengo que escribirlas por si se me olvidan aunque espero que no lo hagan nunca. 

Cuando algo te cuesta tanto y le pones tanta ilusión, los de tu alrededor lo apoyan porque es lo que te gusta y al final, después de más de un traspié, la suerte se junta con el trabajo de tanto tiempo y se consigue. La explosión de alegría es absolutamente bestial.

Comenzaré con el viaje. Ha sido el primero desde que empezamos con la locura de los Ironman que viajo sin Mabel, pero eso no significa que lo hiciera solo. Nos juntamos 4 locos para esta aventura, Teo Sánchez y Dani Del Toro de Fuerteventura y Ana Faus de Valencia que han hecho que los días allí pasarán muy rápido entre tantas risas y más aun con la aparición del 5º del grupo, Maurice, el Suizo más auténtico del Ironman. Las sensaciones durante la semana de la competición no fueron buenas físicamente, mucho peores que 4 meses antes, durante el Ironman de Cozumel pero no se le puede hacer caso a las sensaciones después de las palizas de entrenamiento que llevaba en el cuerpo todos estos meses.
Fauna autóctona
Durante la estancia en Port Elizabeth pudimos disfrutar de su naturaleza y de sus cambios de clima constantes a lo largo del día, así como de conocer a gente que tenía ganas de ver fuera de las redes sociales como Guillermo Lladó o Daniel González de Ibiza, el cual me comentó que aunque ganara la plaza este año renunciaría, así que sabiendo lo fuerte que está, sería un slot menos en mi grupo. Así fue posteriormente, tiene calidad para hacerlo cuando quiera.

Con Daniel González
De izq. a der. Maurice, Mª Jesús, Dani, Ana, Teo, Juan Carlos y Jose
El quinteto el día antes de la carrera
Vamos con la carrera. El día fue bueno de principio a fin, aunque la mar estaba algo rizada y el tamaño de las boyas hacía muy difícil orientarse, circuito a una vuelta rectangular. Salida 15' después de los pros desde la playa muy rápida y con bastantes golpes hasta la primera boya, malas sensaciones desde el inicio a pesar de que este año estoy nadando mejor que nunca gracias a Armando con los Másters, pero no había tiempo de tener pensamientos negativos, encima una equivocación en la tercera boya me hace perder unos cuantos minutos al tener que retroceder. Después, hablando con Teo, le pasó igual a él, pero esto forma parte de la competición y de las circunstancias de carrera.

Primera transición rápida, el tiempo del agua 1h02' y el 29º de mi grupo, teniendo en cuenta que quería estar por debajo de los 55-56 minutos, no estaba nada contento pero esto sólo acaba de empezar y los tiempos solo son orientativos. Cojo la bici y la primera parte del circuito se pasa muy rápido, hasta que empieza el maravilloso asfalto lleno de baches, piedras y grietas que te dan un agradable masaje cervical, haciendo que se te muevan hasta los empastes y que el coger una buena posición sobre la bici y el ritmo sea muy fácil...(por supuesto todo lo contrario). Aún así, las sensaciones en bici también fueron malas, he hecho entrenamientos en bici a ritmos mucho más altos  pero es lo que había y era cuestión de mantener la cabeza fría, comer mucho, beber bien porque luego en la carrera a pie sería muy tarde y confiar en llegar bien a la maratón con la esperanza que los misiles de mi grupo que me pasaban en ese momento, se quedaran vacíos. Llego a la T2 el 27º de mi grupo con 5h40', al igual que la natación mucho peor de lo esperado pero bastante bien muscularmente.

2ª vuelta de bici
Empieza la maratón, no tenía ni idea en que posición iba, sólo que me tenía que dejar la piel, aunque sabía que estaba muy alejado de los puestos delanteros de mi grupo, aquí hasta que no se cruza la meta no se puede tirar la toalla, lección que tenia muy presente desde la carrera de Mabel en Cozumel manteniendo que mantuvo la mente fría a pesar de sus problemas mecánicos. Mantengo un ritmo constante, al comienzo de 4'20" el km y no llegando a subir de los 5' el km. Hacía mucho calor, tramos en los que no corría el aire y se hacía asfixiante. Voy tirando a base de mis propios geles de 226ers y bebida isotónica de carrera, consiguiendo apretar en los últimos kilómetros y entrando en 10h11' con 3h21' en la maratón con casi 43 kms (según el TomTom) y en el puesto 11º de mi grupo, 81º de la general, justo el número de Pros que había de entre los 2100 participantes. 

Meta
Lo di todo, aunque no creo que fuera todo lo mejor que podía haber sido, per sí era lo que tenía ese día. Al entrar a meta llamo a Mabel y me dice la posición, no tenía ni idea del número de slots para Kona en mi grupo y al informarme me dicen que hay 9, teniendo en cuenta la renuncia de Daniel, veía que se volvería a repetir la historia de Cozumel pero esta vez a una sola plaza, allí quede 5º y había 3 slots, aquí había más al ser campeonato africano y también por tanto más nivel.

Tras saber que mis compañeros habían llegado, Dani con una gran carrera muy contento compartiendo el post-meta juntos, Ana que venía con el pie lesionado consiguió cruzar la meta metiéndose un sprint con Mª Jesús que venía por detrás como un rayo, Maurice con problemas en la maratón consiguió también cruzar la meta y Teo que salió más perjudicado, se le rompió el cambio electrónico en los primeros kms y tuvo que hacer el ciclismo con el plato pequeño pero consiguió acabar y demostrar que siempre que se pueda hay que cruzar la meta aunque pronto demostrará lo que lleva dentro seguro. Tras todo el post carrera, tocaba pasar una noche tranquila en la que sorprendentemente pude dormir del tirón.

Día post carrera, o lo que es lo mismo, la mañana de la ceremonia de entrega de slots. No me entraron los nervios hasta que se acercaba la adjudicación a mi grupo de edad, ya no podía hacer nada, por lo que estaba aun más nervioso, pero esta vez la suerte estuvo presente en el reparto de plazas para Kona. Los 4 primeros cogieron su plaza, Daniel el 5º no lo hizo como ya dijo y el siguiente... ya ni me acuerdo, solo se que renunció otro más y ya tenía mi plaza, no me lo creía, sinceramente me hubiera encantado conseguir el slot directamente, pero el subidón del momento del roll down en la mesa con el quinteto hispano-suizo, con Guiillermo, los dos Marc y sus familiares Es inexplicable, cuando te hace tanta ilusión ir a Kona como a mi, por partida doble, la ilusión de correr el triatlón de los triatlones y siendo realistas, iba a estar allí igualmente con Mabel y pasarían muchos años hasta que lo volviera a intentar y aunque podría haber sido otra vez su animador como en 2013, yo quería estar en octubre en el Pier con ella, pero dentro del agua, esperando el cañonazo de salida.
Tras la entrega de Slots
Con nuestros anfitriones, estábamos como en casa en el apartamento.

Los días posteriores fueron de relax y disfrutar de la zona, solo enturbió el viaje de vuelta que nos engañaron el personal de facturación de British Airways en el aeropuerto de Port Elizabeth cobrándonos más del doble por las bicicletas y no pudiendo hacer nada y encima nos perdieron las maletas dejándolas allí pero llegar llegaran. (Ya están en casa 3 días después).

Ahora, camino de Águilas en el autobús, sigo en una nube. He conseguido algo que veía imposible hace relativamente poco y mas todavía si miro atrás cuando empecé con este deporte a los 14 años, entrando de los últimos en casi todas las carreras pero con más moral que el alcoyano y convenciendo a mi familia que esto no sería algo pasajero. Me demuestra que con sacrificio, constancia y cabeza fría se puede conseguir casi todo.

Muchísimas gracias a todos por los ánimos, a Mabel porque cada día que estoy con ella es un regalo, a toda mi famila por su apoyo, a mi tío Charly porque con él empecé en esto, me aguantó y motivó no sólo en el deporte, sino en que confiara en mi mismo, a Jorge mi entrenador, a Armando por estar a pie de piscina aunque en esta carrera no haya sacado todo lo que me ha enseñado, a Jordi Reig, Paco Albarracin y Antonio, amigos y fisios que se han involucrado tanto con mis lesiones, a Ángel mi masajista, a Andrés Méndez mi nutricionista,  a todos nuestros amigos que nos sufren cada día, a mis compañeros de trabajo y a todos los que hemos dejado de ver por estar tan metidos en esto. ¡Un millón de gracias! Ahora toca seguir apretando los dientes, con el doble de motivación y con una sonrisa perpetua, aunque esa pocas veces la quito. Ahora más que nunca, ¡ vamos!

miércoles, 31 de octubre de 2012

De descanso


Tres meses tras la última entrada, voy a actualizar un “poco” antes que se me olvide, el motivo principal es que llevo más de una semana apartado de los entrenamientos y de todo lo que tiene que ver con el deporte, dedicándome principalmente a cocinar y comer, cada uno lo que le gusta, además de trabajar que todo hay que decirlo.

2012 ha sido una buena temporada, lo mejor ha sido el vivir el primer Ironman de Mabel, en el día a día principalmente, donde hemos tenido que hacer muchos malabarismos para coincidir en los entrenamientos, cuadrar las comidas y tirar el uno del otro en los momentos de desgana, donde el fin que fue la meta de Lanzarote mereció  la pena.

No ha sido un año de muchas carreras pero si bien elegidas, desde los triatlones del circuito murciano como Blanca, Cehegín, Águilas o La Manga, carreras a pie como las medias maratones de Santa Pola y de Águilas, que espero que dure muchos años porque fue un gustazo, carrera nocturna de Águilas y los 10kms Agua-Carbo, pasando por pruebas como el triatlón de Palmaces y los medios de Valencia en marzo, Elche en abril y Cabo de Gata el domingo pasado, donde el objetivo fue como en los últimos cuatro años el Ironman, aunque este año quizás ha sido lo que peor ha salido.

El triatlón de Elche se ha convertido en una de las pruebas más especiales del calendario para mi, siempre que pueda estaré allí, el ambiente, el carriño que Ximo y su gente le ponen a la prueba, la fecha en el mes de abril, la distancia 1/2 Ironman, en definitiva que hay que estar. Este año llegaba cansado por estar a un mes de Lanzarote, la natación con malas sensaciones pero dentro de mi tiempo, en la bicicleta buenas sensaciones a pesar de que me pasaran aviones quitándome las pegatinas como Juan Bastida o Juan Llorca, en un circuito muy llano y nada técnico que me gusta mucho por este motivo, en la carrera a pie sensaciones extrañas, mi nivel de carrera es bastante mediocre pero en las pruebas de media y larga distancia puedo aguantar ritmos de entre 4' y 4'20" con relativa facilidad, adelantando unas cuantas posiciones y entrando en el puesto 32º que con el nivel que hay en esta prueba, porque esa es otra, me hace estar muy contento aunque el año que viene espero mejorar por bastante, si todo va bien.

El Ironman de Lanzarote, donde lo haríamos con buen número de amigos, Lukas, Guiti. Amelia, Juan,.. era la prueba principal del año, todo iba muy bien pero a menos de una semana de la carrera empieza mi talón de Aquiles, la garganta, no le di importancia porque creía que era la típica faringitis que me da cuando estoy bajo de defensas por el entrenamiento pero no fue así, el dolor se paso hacia abajo y los "pulmones", sudores fríos, fiebre,... incluso el día antes de la carrera que salimos a probar los cambios en bici, tuvimos que dar la vuelta a los 5' porque la tos no me dejaba casi ni respirar, hasta me comí un tallo de Aloe Vera (la cosa más asquerosa que he comido nunca) que me dijo Lukas para la infección, pensaba que no iba ni poder salir, lo que no me había pasado en mi vida, si hubiera sido cualquier otra carrera me hubiera quedado en la cama pero en la mañana del Ironman me levante sin tos, con mucho menos dolor quizás mi cuerpo trabajo como nunca esa noche, cogiendo todas las energías que no había gastados los últimos días y pude hacer la carrera pero con otra idea en mi cabeza totalmente distinta a la que había tenido que era conseguir el slot para Kona, ahora solo pensaba en acabar, más que en mi primer Ironman. La natación "bien" aunque noto la falta de fuerzas, salgo con Mabel, habíamos hecho toda el segmento juntos y no nos habíamos visto hasta salir del agua, en el ciclismo es donde sufro de verdad, ya no por el viento, ni por la dureza del recorrido, sino por las sensaciones de escalofríos y la falta de aire, me mentalice en beber y comer bien, e intentar llevar un ritmo uniforme, el circuito es precioso, volcánico 100% y el ambiente al cruzar por los pueblos muy bueno, se nota que la isla se vuelca con la prueba ese fin de semana, llego a la transición mucho mejor de lo que me pensaba, coincidiendo con Álvaro Rodríguez de Madrid y haciendo gran parte de la maratón con él, inexplicablemente desde el principio al final de la carrera a pie me encuentro perfecto, nada de dolor de piernas, ni de dolor de garganta,... continuaba muy débil pero ¿Quien no llega débil a la maratón de un Ironman?, al final entro en 10h28', ni en mis mejores deseos una hora antes de salir hubiera imaginado que bajaría de las 11h y que iba a correr disfrutando de verdad. Por otro lado Mabel hace un carrearon, entrando la 11ª de la general, 2ª española y 3ª de su grupo con 10h57'. 

El triatlón de media distancia de Cabo de Gata, tras el parón después de Lanzarote y correr Palmaces sin forma y con algún kilo de más para lo que estoy acostumbrado, los entrenamientos desde mediados de agosto y septiembre fueron muy bien, eso unido a cuidar mucho la alimentación gracias a los consejos de Jesús Sánchez, lo que volveré a seguir desde la semana que viene porque ahora es tiempo de caprichos, hicieron que sin realizar series y sin grandes volúmenes, no pasar de 90kms en bici, eso si con la grupeta del Club Ciclista o de 50' a pie y con muy poca natación, llegue con buenas sensaciones al triatlón olímpico de septiembre de La Manga donde me encontré muy entero en bici y a pie entrando 11º, motivándome para seguir entrenando hasta el 21 de octubre que fue Cabo de Gata, con un circuito de bici que en principio no me venía nada bien por ser muy sinuoso pero al que tenía muchas ganas, por ser la primera edición y sobre todo porque tenía mucho rivalidad, siempre positiva, con compañeros y amigos a los que no nombraré aunque ya me encargo yo de decírselo cada vez que los veo. En cuanto a la competición en sí, la lluvia nos respeto a los casi 350 que nos encontrábamos en la salida pero el viento no lo hizo e hizo muy duro el segmento de ciclismo que junto con su desnivel hizo que se hiciera muy duro, la natación con buenas sensaciones pero sin forzar demasiado por ir en un buen grupo y pecar de poco ambicioso, salimos Mabel, Velasco y yo juntos, en la bici mantengo un ritmo que para mí es bueno hasta que me pasan Juan Bastida y Ramón como autenticas flechas y por mi cabeza solo pasaba que para el año que viene no me enganchan de esa manera, aunque me tenga que morir a series y gimnasio, me bajo a correr donde el objetivo era intentar meterme entre los 10 primeros por primera vez en mucho tiempo, poco a poco voy manteniendo un ritmo constante y con incertidumbre por los calambres en cuádriceps, señal de la dura que se ha hecho la bici, lo que me hace ir cogiendo a gente y que solo me adelantaran Mateo que es otro mundo a pie y Alejandro Valverde al que vuelvo a pasar a falta de 7 kms, entrando al final el 7º de la general y con los pelos de punta durante el último km pero con la sensación de que llevo mucho más dentro de lo que he dado, aunque no es ninguna escusa porque dio lo que tenía y no hay más. Mabel entra 2ª tras Elena Aguilar con la que había llegado a la segunda transición y que cerró su temporada por la puerta grande.

Para cerrar esta macro-entrada, tengo que dar las gracias a Mabel por aguantarme en general y los que le queda, a mi familia que saben lo importante que es para mi, a los amigo de los que nos hemos distanciado por culpa de los entrenamientos y menos mal que muchos además somos compañeros de entrenamientos, a Jorge Gutierrez, mi entrenador los últimos 4 años al que ojalá tuviera más cerca. Tengo la suerte de tener trabajo y además que me guste, con unos compañeros que cambian muchos turnos para que pueda competir incluso entrenar, además como casi todos los triatletas populares, no tengo patrocinadores, pero si gente que me ayuda sin esperar nada a cambio porque la publicidad que les puedo hacer es mínima, como Carmen y Jesús en Ciclos Carrillo, una tienda que está en Cieza a más de 150 kms de mi pueblo, donde el trato siempre ha sido como si nos conociéramos de toda la vida y donde me dieron muchas facilidades para poder tener mi Cervelo P3C hace 3 años entre otras muchas cosas en la actualidad, a mi amigo y fisioterapeuta Paco Albarracín al que le debo estar en la salida de muchas carreras que me conoce casi mejor que yo.

lunes, 30 de julio de 2012

viernes, 27 de julio de 2012

Que grande es Pálmaces

Antes de seguir actualizando, ya que solo he escrito sobre el triatlón de Valencia, tengo que hablar de una pruebe que me ha marcado y que las veces que pueda intentaré ir siempre. Este es el triatlón de Pálmaces, donde la gente del C.T.Guadalajara lleva dos décadas organizando esta prueba y donde volví a encontrar un ambiente que hacía muchos años que no no vivía, desde que empecé en este mundillo, siendo juvenil en el 95. 

Una prueba sin drafting, 220 participantes, una distancia que han mantenido desde el principio con 1800 metros de natación en embalse, 60 kilómetros de bici en un ida y vuelta con repechos muy entretenida y 12 kilómetros de carrera muy dura en dos vueltas. Un nivelazo de participantes, tanto en chicas como en chicos y un nivelazo organizativo.

Nos hemos sentido como o mejor que en casa, atracando a Peta en su casa para comer gracias a Miriam y a Pablo, haciéndonos sentir parte de los suyos desde el primer momento y con caldereta y verbena por la noche, aunque en lo último suspendimos porque no nos quedaban fuerzas y quedandonos sin el melón con jamón de las 6 de la mañana.






Después de todo esto, no os la recomiendo a nadie, básicamente porque si no el año que viene no va a haber forma de inscribirse porque por lo que he visto, las plazas son las que son y no siguen la norma de otras pruebes de donde cabe 200 se pueden meter 400 o más.

lunes, 18 de junio de 2012

Desde Valencia a Cehegín, pasando por Lanzarote...

Unos cuantos meses sin escribir para variar y como me conozco, voy a resumir las competiciones y sensaciones en unas pocas entradas antes de que solape los recuerdos con otros nuevos, o lo que es lo mismo: un tostón, pero como me voy dando por todos lados en la cabeza, no vaya a ser que en un golpe me vuelva "gambitero" y se me olvide de golpe todo. Los deberes hechos por ahora, sin haber salido como esperaba pero satisfecho por las circunstancias, eso si, con ganas de más pero sin pasarse...

Empiezo por el Campeonato de España de Media Distancia en Valencia (1/2 Ironman), un 7 de marzo no es la mejor fecha para un triatlón en la península la verdad, pero ahí estábamos con más ganas que entrenamiento todavía y bastantes dudas sobre como respondería el cuerpo. Natación con un mar a 14ºC en la dársena del puerto, lo que se dice calor en el agua no pasamos, muy lento cojo la ropa sin ponerme seco porque el sol nos acompaño durante todo el día con un compañero de viaje que fue el viento casi huracanado, lo mismo exagero algo, la bici se hizo muy dura por este y también por el mal estado del asfalto, aunque por supuesto era para todos pero en mi caso que es el que viví sin poder acoplarme en mas del 80% del circuito y con malas sensaciones, lo bueno de esto es que cuando me baje a correr disfrute la media maratón como un crío aunque mi cabeza desde los primeros kilómetros de bici, ya no estaba para "competir", al final entré en 4h45' y el 10º de mi grupo (30-34 años). De lo mejor, el fin de semana con mi familia valenciana, el primer finisher de mi tio Carlos en un medio a pesar de ser como una reja cuando se tira al agua, acabando exhausto y feliz con Charly júnior y carrera muy buena de Mabel, entrando la 10ª en Élite con 5h16', dando pistas para las siguientes carreras...

Que vienen los Charlies!!
En la próxima el Triatlón de Elche, si no se me olvida...

miércoles, 29 de febrero de 2012

Empieza la temporada de triatlón: Valencia LD

Como la antigua canción de los Buggles "Video killed the radio star", en este caso el facebook y la dejadez están matando este blog, pero no le viene mal un intento de reanimación de vez en cuando, a ver si me animo y hago una entrada recopilatoria.

El próximo fin de semana mas de 1000 triatletas empezamos la temporada de triatlón, en lugar de un sprint pues que me mejor que en distancia medio Ironman y además el Campeonato de España de la distancia y en la ciudad de Valencia. Los organizadores llevan muchos meses trabajando la prueba, la natación la realizaremos dentro de la dársena del puerto, el circuito de ciclismo parece muy llano por lo que, si el viento lo permite, se rodará muy rápido y el circuito a pie también, en principio, bastante rápido. Desde que se puso la fecha de la prueba, muchas han sido las especulaciones sobre la temperatura del agua y la posible reducción, incluso suspensión de este segmento y la ola de frío no hizo más que dar más leña al fuego pero parece que se podrá nadar sin problemas, eso si muy frescos pero entre los nervios y las ganas, casi ni nos daremos cuenta...

Para Valencia me faltan kilómetros, porque la planificación de Jorge da prioridad a la intensidad los primeros meses y al fondo cuando se acerca el objetivo del año que en este caso es Lanzarote, aun así no me voy a dejar nada que dar el domingo. Este año los entrenamientos están siendo muy diferentes, no por Jorge sino por otras circunstancias que hacen que sean mucho más llevaderos.

A la vuelta espero contar sobre todo que hemos disfrutado de la primera edición de una gran prueba, que hemos venido con más motivación para seguir castigando al cuerpo y que mi tío Charly ha conseguido salir del agua vivo!

domingo, 9 de octubre de 2011

Menuda carrera

Desde las 22h hasta cerca de las 4h pegado al ordenador, y menos mal que estaba el chat de dorsalcero porque al principio no tenía ni idea de por donde iban los tiros. Yo apostaba por Raelert pero el australino Craig Alexander es el mejor sin ninguna duda y la carrera de Chrissie Wellington después de ir lesionada por un accidente en bici, bajarse a mas de 21' de la cabeza y terminar ganado con una maratón de 2h52' dándolo todo, ha sido impresionante.



sábado, 8 de octubre de 2011

Menos de un día para Hawaii

La sensación vivir la semana previa, los nervios de esa salida y "competir" donde empezó todo... Habrá que conformarse con no pegar ojo esta madrugada enganchado a internet.

martes, 4 de octubre de 2011

Primer día del 2012

Aunque queden tres meses, hoy ha sido mi primer entrenamiento con pensamiento en el año que viene, solo han sido unos 2000 metros de natación en el mar con Mabel, Velasco y Mariano, pero ya tenía ganas de empezar a moverme después de 2 semanas de parón total de entrenamientos.

Para el año que viene la prueba "motivante" será, si todo va bien, el Ironman de Lanzarote, es junto con el de Hawaii el que más respeto me da y se que es muy distinto a Roth y Austria en cuanto a dureza y tipo de prueba, por eso después de tres "largos" creo que estaré preparado para saber sufrirlo y terminarlo dando lo mejor que lleve dentro. Además este año coincidiremos unos cuantos amigos en la expedición, como Lukas, Amelia, Carlos, Ilde, Campillo, Stani, Eli o Álvaro entre otros y otra persona mucho más cercana, animada por voluntad propia, pero como todavía no ha terminado la temporada, mejor que no piense en lo que le viene para el año que viene porque le tocan alrededor del 80% de los entrenamientos conmigo, además de otro tiempo complementario fuera de estos.








Antes de ese 19 de mayo, caerá alguna carrera popular, la media maratón de Santa Pola el 22 de enero, algún duatlón, seguramente el triatlón media distancia de Valencia el 3 de marzo o el cojonudo triatlón de Elche el 22 de abril que me tiene enganchado.

Quedan muchas horas de entrenamiento, muchos detalles y no tan detalles que pulir, mucha ilusión que es lo que nos mueve y ganas ver hasta donde llega mi cuerpo que para lo mal que se ha portado casi siempre durante muchos años por mi falta de condiciones, me esta sorprendiendo como responde cuanto más larga es el entrenamiento o la competición parece que voy más cómodo.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

De nuevo, actualizando. IM Austria

Cuanto daño ha hecho el facebook a este blog, voy a aprovechar el parón de entrenamientos para ver si le cojo otra vez el gusto a escribir por aquí. Como puse en la entrada de las fotografías, empiezo con el resumen de lo que viví en el Ironman de Austria, más que nada para que no se me olvide ahora que aun esta fresco, aunque fuera a principios de julio...

Antes que nada dar las gracias de nuevo a todos los que me han ayudado de una forma u otra, desde Mabel, mi familia, amigos y compañeros, pasando por gente como mi entrenador Jorge Gutiérrez, Carmen y Jesús de Ciclos Carrillo o Paco Albarracín el mejor fisioterapeuta que se puede tener.

A Austria llegué sin ninguna lesión, la carga de hidratos bien hecha, los deberes también aunque con bastantes metros de natación y algún kilómetro de bici comido. Otro año más sin tocar el pulsómetro y mucho menos potenciómetro (que no tengo), prefiero "disfrutar" de cada entrenamiento, a estar pendiente de una máquina. El viaje salió perfecto, la pensión en Klagenfurt genial y el trato igual, todo parece sacado de un anuncio de kinder sorpresa en Klagenfurt, el transporte de la bici igual con la gente de Biketransport que te hacen sentir como un "pro", al no tener que molestarte por ella y animando toda la prueba.

Allí estuvimos con el gran Lukas y Guitty, a el le salió su mejor Ironman hasta la fecha (que energía desprende), Campillo y su familia de Santomera que le pasó un poco de todo en la bici y la gente se Santa Pola.

Dos días antes de la prueba, nadando en el circuito, le pegué una patada a una roca y se me puso el dedo como una morcilla de Burgos, pase bastante miedo de haber fastidiado muchos meses, pero el domingo el dolor de ese dedo ni se noto, a pesar de llegar a la salida cojeando.

Llega el día, a las 4h y poco arriba, desayunando con el estomago del tamaño de una oliva. Todo listo en boxes, nos dirigimos hasta la salida a 1 km de la transición andando y casi todos en silencio, voy con Mabel hasta la salida, creo que estaba ella más nerviosa que yo por mí. Ya en la salida de la natación, muy amplia, nos dan el aviso de aproximarnos a la línea de salida dentro del agua pero sin llegar al llegar a esta no para nadie y casi nos comemos a la elite, teniendo que dar la salida rápidamente y al estar estirados fue un comienzo muy limpio a pesar de los 2.800 que estábamos pelándonos en el lago. Una natación muy fácil, la temperatura del agua de unos 20º y sin perdidas, haciéndose el último tramo por un pequeño canal de unos 700 metros de largo hasta los boxes, con buenas sensaciones y con el objetivo de bajar de la hora, al final salgo en 57'21 para los 3,8kms, transición larga hasta boxes pero rápida porque la temperatura era muy buena y llevaba el top debajo.

Empieza la bici, el circuito perfecto para rodar como una moto a dos vueltas, con algún repecho pero el resto del circuito sin quitar plato e ir acoplado, intentando aprovechar la aerodinámica, pero también ideal para la formación de grupos. Me pasaron menos de 5 triatletas en solitario y ni pude contar la de grupos de más de 10 unidades, esto hace que sea más complicado concentrarse, todo el rato íbamos unos 4 triatletas guardando las distancias aunque era imposible muchas veces, de repente nos adelanta un grupo de unos 20, uno de los 4 se pone paralelo para decirme que era una vergüenza y en ese momento nos pasa un juez y nos saca una tarjeta a los dos con 6' de penalización, al decirle que si no veía al grupo que llevábamos delante, se va directamente a por ellos y en lugar de decirles algo les pasa a toda velocidad como si fueran en otra carrera. Paron en el km 120 de 6' en el que por lo menos me permitieron comer y beber y sigo adelante aunque con la cabeza totalmente descentrada, sabiendo que el sueño de ir a Hawaii se escapaba en mi primer intento. Aun así mantengo el ritmo, me siguen pasando grupos, como bien, las piernas y el estomago responden y llego a la transición habiendo tardado 4h58' en los 180kms, aunque algún kilómetro bailaría porque con el parón y el bajón no estaba para bajar de 5h.

Transición rápida de nuevo y a correr con ganas, bastante "fresco" y con los cuadriceps mejor que en Roth el año anterior, en un circuito también bastante llano, con tramos de tierra que mejoran el impacto y la temperatura sigue siendo perfecta para correr. Aguanto el ritmo de 4´20 el km, pasando la media maratón en algo menos de 1h33', sabiendo que llegaría el bajón que llego sobre el km 26 en forma de bloqueo teniendo que bajar el ritmo algo pero mejor de lo que pensaba, recuperando en los últimos 2 kms llegando a disputar incluso un sprint como si fuera el final de un 1.500 con un suizo, en lugar de disfrutar de los últimos 50 metros como casi todo el mundo, terminando la maratón en 3h15' y un crono final de 9h18'06'' (6' de penalty incluidos, como no), lejos de la clasificación para Kona, eso si mi mejor marca en la distancia de los tres que llevo y por ahora la mejor marca murciana, aunque no creo que dure mucho porque cada vez hay más gente y sobre todo más rápida.

Las sensaciones muy buenas, lo importante es que se que tengo mucho margen de mejora y que cada vez me tiene más enganchado esta distancia. Fuera de sentimentalismos, seguiré intentando ir a Hawaii y se que algún año caerá, aunque sea con 60 o 70 años quien sabe, más que nada por cabezonería, como se consiguen la mayoría de las cosas y con suerte.

La siguiente entrada cuentaré las vacaciones post Ironman que no fueron mal la verdad.

lunes, 29 de agosto de 2011

Fotos Ironman Austria 2011




















La crónica en menos de una semana, que después de dos meses creo que está bien...

viernes, 27 de mayo de 2011

Actualizando…

Para no perder la costumbre, más de un mes después actualizo, metiendo un pequeño ladrillo que no es plan dejar morir el blog. En todo este tiempo ha caído alguna competición, muchos kilómetros y ha habido un hecho mucho más importante a pocos kilómetros que ha afectado a muchos amigos, este ha sido el terremoto de Lorca, pero de eso no voy a hablar que bastante llevan encima y les queda por luchar, esperemos que se solucione pronto y no se olviden de ellos.

Empiezo por el triatlón de Fuente Álamo, el mejor triatlón sprint de todos los que he corrido, no he encontrado nunca tanto ambiente y cariño por parte de voluntarios y organizadores como allí, Gines Bermudez y su gente llevan muchos años currándoselo, ofreciendo por un súper ajustado precio de inscripción muchísimos servicios. En cuanto a la competición pues poco que decir, desde la salida con el gancho, intentando nadar con más frecuencia que fuerza con buenas sensaciones, haciéndome sufrir Velasco en bici como nunca y dejándome al final en las tres curvas de bajada del puerto por mi falta de pericia, quedándome tirando tirando de un grupo junto con Barbudo de Segovia y terminando como hacia tiempo con regusto a sangre en la garganta en la carrera a pie, vamos que di más de lo que tenía, sin encontrar buenas sensaciones aquí y llegando el 60º de la general, mejor de lo que me pensaba por el nivelazo que hay en esta prueba y la carga de entrenamientos.

Dos semanas después de Fuente Álamo seguimos con el olímpico de Los Alcázares, hasta el día de antes dude de si hacerlo porque desde el martes anterior arrastraba un resfriado de caballo, pero como ya había renunciado a ir a la comunión de mi primo Charly por ira al triatlón (soy ateo “anticlericalista” declarado pero a el le hacía ilusión), al final pues allí me plante. La carrera fácil de resumir, toda la natación a los pies de Velasco con malas sensaciones pero aguantando, en la bici en uno de los giros me deja con las piernas temblando y me engancha un grupo por detrás con el que llego a la T2 e inexplicablemente me bajo a correr a pie con buenas sensaciones de menos a más, corriendo los 10kms que según alguno estaban largos en 38’ y llegando el 23º de la general, muy contento pero con el cuerpo apaleado y sin pulmones. Mabel ganó la prueba y la de la semana siguiente en San Pedro del Pinatar, como se anima más la máquina rubia...

El pasado fin de semana de encuentro de escuelas de menores con cerca de casi 40 fieras en Albergue de Calarreona a los que no hay forma de cansar para que duerman sin armarla, las hormonas son lo que tienen, pero por lo que vi hay triatlón en la Región para muchos años.

Y entre medias por suerte ninguna lesión, acumulando bastante entrenamiento, sensaciones buenas aunque no para tirar cohetes y quitando este domingo en el que me pegare otro recalentón en el Clasificatorio que tenemos aquí, cada vez pensando mas en Austria a un mes de que llegue, sabiendo que queda el último tirón y viendo lo que me ha mandado ya Guti de machaque, va a ser “entretenido”.

domingo, 24 de abril de 2011

2 semanas después, Triatlón de Elche

Pasado este tiempo, se esfumo el dolor de piernas, se curaron las ampollas y la cabeza ya esta pensando en la siguiente prueba, pero nunca es tarde para hablar de uno de los triatlones más especiales que conozco, por muchos motivos como el ambiente, el trato de voluntarios y organizadores, es uno de los primeros del calendario, la distancia, los 1000 y pico triatletas que nos juntamos, etc... Así que voy a contar como fue la cosa el pasado día 10, antes de que se me olvide.

Empiezo desde el momento en el que nos levantamos a las 6 menos algo y al mirar por la ventana del piso de la hermana de Mabel en Elche, vemos las palmeras agitándose como si fueran algas, menos mal que a las dos horas el león no era tan fiero. Deprisa para Arenales, yo como siempre tarde, todo listo en boxes, no da tiempo a pensar, ni saludar, ni a nada y ya estoy rodeado de máquinas en la salida elite, pensando que al ser menos numerosa pillaría menos golpes, gran error, me dieron hasta en el carnet de identidad y hasta pasado unos 500 metros no consigo nadar cómodo, las sensaciones no fueron buenas y no consigo ir con ningún grupo, salgo del agua en 30'22'' para los 1.900m, bastante peor de lo que me esperaba. Transición rápida y a por la bici, tampoco consigo encontrar buen ritmo hacia Aspe, los primeros 30kms de bici me adelantan bastantes triatletas, pero sabía que habia que guardarse calderilla para el final porque aunque el speaker dijo justo antes de la salida que tendriamos viento a favor los últimos 35kms del ciclismo, no me convenció mucho... y menos mal porque fue todo lo contrario, bastante viento en contra, pero aquí si que me encontré mejor y pude alcanzar alguno que no había sido tan ahorrador, a pesar de una molestia follonera en el gluteo izquierdo. Consigo beber y comer sin problemas y termino los algo más de 88kms de bici en 2h24'08". Otra transición rápida y salgo como si fuera un sprint, menos mal que están los 75 escalones y posterior cuesta nada más empezar a correr, para recordar que la carrera a pie no es cosa de broma. Paso los primeros 10,5kms en 43'30, sin sufrir demasiado he intentando beber todo lo que puedo porque hizo mucho calor (fue el fin de semana de la ola de calor), ya en la segunda vuelta empiezo a ver a muchos de los nuestros, a más de uno se le atragantaron las dunas y otras partes del circuito, que a toro pasado me gustan mucho pero en el momento de la carrera, no me gustaban tanto. Los últimos 5kms se me hicieron muy largos, principalmente por un dolor abdominal que no me dejaba respirar bien, aun así termino esprintando en valde porque Mateo Pesquer me "pesco" a 200 metros de la meta, pero no había nada que hacer y termino los 21kms en 1h28'40" y un total de 4h28'02" y en el puesto 36 de la general. Muy contento con la carrera, a pesar de no encontrarme como esperaba en la bici y pedazo de carrera de Mabel que se marco un pedazo de 6º puesto de la general y como una rosa. Luego platazo de paella en la misma prueba, más tarde crepes de chocolate, hamburguesas del McDonalds,... y todo lo era poco, que gustazo poder hincharse después a comida basura.

Ahora a seguir entrenando, haciendo algún triatlón de Murcia como Fuente Alamo, Aguilas o Los Alcazeres, pero ya con la cabeza en Austria porque dos meses se pasan volando.

lunes, 21 de marzo de 2011

Lo que realmente importa: vivir cada minuto.

Por mediación del blog de Jaime Menendez, he leido la historia de Arturo Escribano en su blog, es impresionante la valentía con la que se puede afrontar la enfermedad más injusta que existe, la energia y serenidad que demuestran sus palabras, el camino de lo verdaderamente importante. Esas palabras serviran a mucha gente durante mucho tiempo, como ejemplo de lucha, como en su momento lo hizo Daniel Guzmán "Pegaso", al que si que tuve la suerte de conocer en persona y dejó grandisimos amigos aquí y por donde pasó.
Asi que zagales y zagalas, disfrutad cada minuto.

Estes donde estes Arturo, muchas gracias por haber compartido tu día a día con todos y por tu fuerza, hace tiempo que descubrí lo injusta que puede ser muchas veces la vida y este es un claro ejemplo. Mucha fuerza a toda su familia y amigos.

martes, 8 de febrero de 2011

D. Gines y el Duatlón de Los Camachos

La primera prueba de la temporada tiene muchas cosas buenas, a nivel deportivo el probar como estas, ver como están el resto con los que calculas tus referencias, etc... pero una de las mejores es volver a ver con la buena gente que año tras año nos encontramos, tanto antes como después de la prueba, la mayoría de veces no te da tiempo a hablar con todos, hay muchas que me alegran cuando los veo el día de la prueba, una de estas personas es Ginés de Fuente Álamo, quien no lo conozca se trata de un duatleta veterano incombustible que siempre tiene una sonrisa en la cara, alguno lo habréis visto dando de comer en el comedor del Triatlón de Fuente Álamo durante muchos años, organizando a los voluntarios. El domingo nos volvimos a ver en el Duatlón sin drafting de Los Camachos (Cartagena), donde subió una vez mas al podium junto con otros dos grandes vetaranos, Luque el eterno competidor y nuestro gran Lukas. Este año disputará su primer triatlón en su pueblo y estoy desando de verlo en la playa de Mazarrón.

Arriba Luque, izquierda Lukas y derecha Gines.

En cuanto al duatlón de Los Camachos, solo decir que me lo pasé bien como hacía tiempo, sufrí en el primer segmento a pie con malas sensaciones, disfrute con la cabra en el ciclismo en un circuito para mover traca y ni me di cuenta del ultimo segmento por lo pegados que íbamos todos, en resumen hice el 23º de la general que para ser un duatlón, como estoy a estas alturas y con la semana que había pasado si entrenar por el bajonazo de defensas, esta muy por encima de lo que me esperaba, espero que esta prueba se mantenga en el calendario durante mucho tiempo.